El Cristo en la personalidad de Jesús de Nazareth



La Verdad que Libera la encontrarás en El Libro de la Verdad, en Cátedras Crísticas editadas en forma independiente y en otros Libros que contienen la Enseñanza del Maestro de Maestros, el Cristo Cósmico Redentor de la Humanidad.

¿De qué se libera el Hombre? Se libera de la ignorancia, del condicionamiento, del sometimiento, de la manipulación y del engaño.
****************************

A continuación, se presenta un extracto de "El Libro de la Verdad"

 
 
"EL LIBRO DE LA VERDAD"

PRÓLOGO

El Libro de la Verdad es El Libro de Mi Cátedra; El Libro de Mi Cátedra es El Libro de Mi Doctrina; El Libro de Mi Doctrina es El Libro de Mi amor, y Mi Amor es, Humanidad, la Verdad Inmutable que te llama, la Realidad Primera y Divina que te busca y que te espera en la eternidad.

Es la Luz de la Armonía hecha palabra para el hombre.

Blasfemará todo aquel que altere la dulce esencia del Amor que ocultamente irradia sus ternuras entre las líneas del Libro de Mi Enseñanza.

Pecará gravemente todo aquél que quite o ponga una sola palabra desacorde con Mi instrucción de múltiple claridad y dulzura.

Haz de la palabra irradiada, auditorio Amado, la bella heredad de los hombres futuros.

Le enseñarás al hombre Mi Cátedra en esos documentos; allí está fiel, más fiel que en la memoria.

Es la heredad que voy a reclamarte.

Mañana, los hombres encontrarán allí la esencia de la Verdad Divina para ellos; encontrará allí la Doctrina correctiva y salvadora con todas sus bellas enseñanzas.

De los padres a los hijos, legado serán estas escrituras.

De los padres a los hijos herencia única será el tesoro contenido en el Libro del Amor, tesoro que es también tu caudal, porque el Amor, es el único manantial sempiterno de vida inagotable que llevas profundamente oculto en tu corazón.

Estudia y vuelve a estudiar el gran Libro de la Verdad; la Biblia de las Biblias, el Libro rectificador de todos los libros excelsos de alta espiritualidad de todas las razas y doctrinas, porque de cierto te digo que estos son los tiempos de las rectificaciones y de las restituciones en los hombres y en sus libros.

Cada lectura te dará más luz, más comprensión.

Repásalo y medítalo para que Me sientas muy cerca de ti.

Los mitos del ayer y los mitos de hoy tienen que caer porque esa es la verdad del Absoluto.
¿No sientes, pequeño Mío, que el Mundo ya no puede resistir tranquilo tanta mentira, tanta farsa, tanta perversidad?

Son los tiempos en que la Humanidad quiere luz y este texto llevará Mi Luz a todos Mis hijos porque en sus páginas está el recordatorio amoroso y bueno de la esencia y la substancia de Mis Cátedras y palabras esparcidas desde los tiempos antiguos hasta éstos a través de los mejores instrumentos Míos.

Medítalo; estúdialo despacio, lentamente, y cuídalo más que a las niñas de tus ojos.

Cuídalo y repásalo, te repito; incrústalo en tu corazón, te insisto, si quieres evitarte siglos de confusión y de hondos pesares.

Más no basta el Libro, no; el Libro te enseña y te despierta, y si quieres ser grande, al despertar sentirás la necesidad imperativa de enseñar con el ejemplo el camino que a ti te enseñé Yo y que te recuerda limpiamente el Libro: “El Camino del Amor”.

Por eso, prepárate con su lectura y decídete a enseñar con miradas dulces, con palabras suaves y con buenas obras.

Grandes e inolvidables tiempos serán estos para ti, Amado Mío. Esos tus primeros pasos dentro de los senderos del Cristo infinitamente potente y redentor en el corazón de cada uno, en tu alma dejarán huella imborrable al paso cadencioso de los siglos.

Por eso, aplícate a captar con tus altas percepciones espirituales las delicadas y nítidas esencias que contienen las Cátedras de "El Libro de la Verdad".

¿Cómo crees que debas decir, sentir o hacer lo que no es de Mi doctrina?

Desventurado aquel que la interprete a su gusto y voluntad.

Responderá en los días de los grandes juicios.

En la Tierra, Espíritus encarnados y desencarnados han falsificado y quieren seguir falsificando Mi Verdad; no se dan cuenta de su responsabilidad como trabajadores del Amor de Dios; pero en los días de los grandes juicios que tú dices “no serán” y Yo digo “sí serán”; en esos días que a todos y cada uno se les llegan durante sus peregrinajes de pecado, tu justicia te espera, tu ley te aguarda, si del Amor te hubieres olvidado.

No digas ya el “día del juicio” porque ese terminillo es uno de los muchos residuos que tienes de añejas supercherías.

Quien cambie en sus papeles la substancia de Mis Cátedras por irradiación, responderá, como todos en los días en que una Edad se le termine y la otra le principie; responderá en los instantes en que una etapa de la vida se le acabe y la otra le comience.

Entonces, proceded con rectitud; haced legados de Amor y de comprensión presente y futura para los que en carne y espíritu estén en espera de mayores luces.

La irradiación espiritual que escuchas es la vibración de la Luz de las Altas Esferas que se manifiesta en palabras de los instrumentos humanos en estado letárgico especial.

Las luminosidades vibrantes de los sutiles dominios las reconocerás por su altitud así como reconoces al buen árbol por su buen fruto.

El organismo humano es captor, transformador y expelente de las superfinas y ultrarrápidas vibraciones de la luz y energía espirituales; es, hablándote en tus pequeñas analogías, aparato orgánico remotamente parecido a vuestros aparatos de radiofonía.

El transformar la radiante energía espiritual en energía antropológica que se manifieste en potencialidad sonora por los órganos adecuados del humano es cosa fácil para un Espíritu.

Más, si no crees que soy Jesús en vibración luminosa y espiritual irradiando para ti, ponme el nombre que quieras, pero SIENTE, he dicho, y te repito SIENTE las emanaciones del Amor Divino que dulcemente te llama a sendero de la paz, al camino de la unificación en una sola familia, con un solo Padre y con una sola bandera: La bandera blanca y purísima del Amor de Mi Padre Celestial.

Esparce sobre todos los seres y sobre todas las cosas pensamientos llenos de Amor, de ternura; irradia tú también esa Verdad inmaculada y omnipotente de la armonía divina que palpita en el universo infinito y en tu propio ser, y recibirás la Vida Verdadera, bellísima y eterna; sentirás la vida elevada del Espíritu, porque Espíritu eres en esencia y en realidad eternas, no solamente eres el cuerpo pasajero EN EL QUE TU MISMO TE HAS METIDO, y lo que es peor, lo has degenerado, lo has enfermado más y más en cada generación.

Cátedras te  daré para que comprendas todo esto.


**************

En el menú Descargas
están los escritos que contienen la Enseñanza del Maestro.


















Para editar esta página, en tu Panel de Control (debes estar conectado para editar):

1) Ve a Mis Páginas
2) Presiona Click en el ícono Editar

La página de Inicio es la página más importante de tu sitio, así que por favor tómate tu tiempo y edita su contenido.

Puedes eliminar los anuncios que ves en la parte superior de esta página en: Eliminar Anuncios
Anonymous

Carlos Manuel Lastra Castillo

21 Jul 2016 - 12:04 pm

LUZ Y AMOR para ti Daniel

Anonymous

Belmares

12 Apr 2013 - 05:49 pm

BENDICIONES Y DESEOS DE SUPERACION EN ESTA OBRA QUE HAZ EMPEZADO, NO PERMITAS QUE LA FLAMA DE LA FE Y EL AMOR QUE HAZ ENCENDIDO, NUNCA SE APAGE, MUCHOS TE AYUDAREMOS A PROSPERAR LA OBRA QUE EL DIVINO MAESTRO NOS HA LEGADO CON TANTO ESFUERZO HASTA LLEGAR AL SACRIFICIO DE DAR SU BENDITA VIDA EN LA CRUZ DEL CALVARIO.....COSA QUE ME DUELE HASTA EL ALMA AL SABER LO MUCHO QUE SUFRIO POR VENIR A ENSEÑAR QUE EXISTE UN DIOS TODOPODEROSO, JUSTO PERFECTO Y SANTO. SALUDOS DESDE SALTILLO COAHUILA MX

Anonymous

Doris Trejo

18 Mar 2013 - 09:30 pm

Amado hermano Daniel, vibra mi espíritu de infinita gracia al contemplar la unificación de los tomos de la Verdad Divina, entrelazándose los unos a los otros como brazos abiertos dispuestos a recibir al que hambriento y sediento este del amor y la sabiduría de nuestro Eterno Padre.
La Divina Sabiduría entretejiendo la nueva vestidura destinada para los hombres de esta tierra.
Bendita sea tu labor hermano Daniel y la de tus colaboradores en esta bendita Obra Divina.
Benditos sean todos mis hermanos que se acerquen a esta Verdad Divina, verdad que libera.

Anonymous

Rosario Zanatta

14 Dec 2012 - 10:20 pm

Que maravilla saber que la palabra divina esta manifestada en esta pagina Gracias Daniel y Luis por que se que fue la inspiracion para este proceso de catedras cristicas es un honor y una felicidad enorme que inunda mi corazon.

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *